09 Oct Triumph Bonneville Speedmaster 2018: una nueva generación

Tras el éxito de la Bonneville Bobber 2018, Triumph lanza un miembro más para esta familia: la totalmente nueva Triumph Bonneville Speedmaster. Esta moto es el modelo custom-crucero de la familia Bonneville y para el modelo 2018 nos encontramos con un motor más grande y potente, así como un nuevo subchasis, los cuales hacen que la moto tenga una experiencia de manejo totalmente diferente.

Además del incremento en la cilindrada del motor de 865 a 1,200cc, otras características que te dejarán disfrutar la Triumph Bonneville Speedmaster en salidas a carretera son los modos de manejo, el ABS, control de tracción y de crucero; además de algunos accesorios como el parabrisas o el respaldo para el pasajero -pequeño, pero algo es algo-. La Bonneville Bobber es ideal para rodar en la ciudad y acaso aventarte una rodada no muy larga, pero con la Speedmaster podrás hacer viajes un poco más largos.

Una de las novedades más importante de la nueva Triumph Bonneville Speedmaster está en la parte trasera, donde la marca británica le dijo adiós a la combinación basculante-amortiguador del subchasis para reemplazarlo por uno que parece ser un hardtail, pero que en realidad esconde un monoamortiguador. El look clásico llega desde que ves las gruesas llantas y los rines de rayos, no es necesario ver el triángulo de la suspensión trasera para sentirte transportado a la época de las motos custom de la posguerra, con motos de suspensión trasera rígida y una horquilla hidráulica con cubrepolvos negros. Eso sí, el faro y luz de freno de LED te dejan ver claramente que se trata de una moto del siglo XXI.

El chasis, por su parte, es de acero de doble cuna. A diferencia de la Bobber, que articula la salpicadera trasera con el rin, la Triumph Bonneville Speedmaster lleva una configuración más moderna que ubica la salpicadera en una posición fija arriba de la rueda. Esto le da la posibilidad de montar un asiento para pasajero, en caso de que quieras subir a alguien. Ahora que si prefieres mantenerla como un placer egoísta, adelante.


La suspensión delantera tiene un recorrido de 9 centímetros, pero fiel a la onda retro, no tiene ningún tipo de ajuste. El amortiguador trasero, por su parte, tiene un recorrido de 7.3 centímetros, y éste es ajustable en precarga. Claramente, se trata de una suspensión diseñada para caminos en buen estado, pues los recorridos son modestos. Para detenerse, la Triumph Bonneville Speedmaster lleva dos discos Brembo de 310 mm adelante y uno de 255 mm atrás, equipados con ABS desde la versión más básica.

 

Como ya mencionamos, el corazón de la Triumph Bonneville Speedmaster es un dos cilindros en paralelo de 1,200 cc enfriado por líquido, lo cual técnicamente la hace un poco menos de la vieja escuela -aunque el radiador se esconde al estar pintado de negro-. Además, los cuerpos de aceleración y las salidas de aire en las cabezas le ponen el toque vintage. En cuanto a números, esta mecánica eroga 77 HP a 6,100 rpm, pero obtienes el par máximo de 78 lb-pie desde las 4,000 vueltas. Esto representa un incremento del 25 y 42%, respectivamente, comparada con el modelo anterior.

El acelerador ride-by-wire viene con modos de manejo “Road” y “Rain”, los cuales te ayudarán a gestionar la potencia de acuerdo a las condiciones del camino; de igual modo, el control de tracción evita que las cosas se salgan de control -valga la redundancia-, si te pasas de emoción con la muñeca derecha. Además, Triumph colocó un embrague deslizante en la caja de seis cambios, el cual previene que la rueda trasera derrape cuando bajas de velocidades con mucho entusiasmo. Aún no sabemos cuándo llegará a México, pero no debe tardar mucho, pues ya es la moto principal en el sitio de Triumph.

Especificaciones

Motor Bicilíndrico en paralelo de 1,200 cc enfriado por líquido

Potencia 77 HP a 6,100 rpm y 78 lb-pie a 4,000 rpm

Transmisión 6 velocidades, por cadena

Suspensión Horquilla de 41 mm y monoamortiguador

Tanque 12 litros

Precio N.D.

Comentarios

comentarios