19 Sep Zero DS: una eléctrica única en su clase

Casi todos los fabricantes de motocicletas eléctricas se enfocan en la ciudad, pero este no es el caso de Zero Motorcycles, quienes apuestan por “la enchilada completa”, ya que tienen modelos de calle, off road y uso mixto. Hoy presentamos la Zero DS, una doble propósito que te permitirá rodar dentro y fuera del asfalto sin quemar una gota de gasolina.

La Zero DS fue diseñada para competir en el reñido segmento de las doble propósito y lleva una suspensión off road, llantas para doble superficie y, obviamente el sistema de propulsión eléctrico de Zero colocado en un chasis deportivo. Se trata de una moto que no tiene competidores, pues si el segmento de las eléctricas en general hay pocos jugadores, en el de las doble propósito eléctricas hay aún menos.

Una de las cosas que más nos gusta de esta compañía es que la imagen de sus motos es bastante convencional, es decir, son parecidas a las motos de gasolina y no gritan a los cuatro vientos que eres un ecologista (predicar es tu decisión). Esto se debe en buena medida a que la Zero DS (y todas sus motos, en realidad) tienen un “tanque” diseñado para albergar baterías extra o un dispositivo de carga rápida, además de un pequeño compartimento para guardar cosas. Debajo del “tanque” se asoma un chasis de doble viga, mientras que el resto de los componentes quedan ocultos detrás de cubiertas laterales negras.

La salpicadera sujeta al cabezal de la dirección le da a la Zero DS una apariencia off-road, la cual se mantiene igual en la parte trasera gracias a que la salpicadera de atrás está sujeta debajo del colín. A diferencia de muchas de las doble propósito actuales, la DS tiene más un look de moto de calle, la cual la hace lucir muy a sus anchas en la ciudad.


Chasis
El chasis de doble viga está construido de aluminio de grado aeronáutico en un esfuerzo por mantener las cosas ligeras pero resistentes y tiene un peso de solo 10.4 kg. La altura de 84 cm del asiento es típica de su clase, aunque no es precisamente amigable con los conductores bajos; pero de algún lugar tenía que salir el espacio para que los casi 18 cm de recorrido de la suspensión.

Ya que hablamos de la suspensión, es conveniente mencionar que adelante hay  una horquilla Showa invertida de 41 mm y atrás lleva un amortiguador de 40 mm. Los dos son ajustables en precarga, compresión y amortiguación del rebote, para lograr la santísima trinidad de los ajustes en esta zona. Los rines de fundición son de 19 pulgadas adelante y de 17 atrás; y para detenerla tenemos un disco de freno de 320 mm con caliper de doble pistón adelante y otro de 240 mm con una sola pinza atrás. Además, cuenta con un sistema ABS Bosch Gen 9, el cual te ayudará a mantener la vertical en los momentos más críticos.

Motor
Pasemos ahora a lo que hace especial a la Zero DS: el propulsor eléctrico. Esta moto tiene un motor Z-Force 75-5 de flujo radial que tiene una potencia máxima de 60 HP y un torque de 81 lb-pie. Lo maravilloso de este tipo de motores es que tienes todo el par a tu disposición desde que arrancas. La velocidad máxima es de 156 km/h, pero tienes que ser cuidadoso de no ir a tope en todo momento, pues esto le pasa factura a la autonomía (el gran talón de Aquiles de esta tecnología).

Hay dos baterías disponibles, ambas de litio-ión y con una capacidad de 6.5kW y 13kW, los cuales dan pie a los dos modelos de la Zero DS. El primero tiene una autonomía combinada de 89 km si vas a 90km/h o de 76 km si vas a 115 km/h; en el segundo caso podrás rodar 177 km a 89 km/h o 153 km a 115 km/h. El tiempo de recarga varía dependiendo del tamaño de la batería y el cargador utilizado, pero digamos que en el mejor de los casos tendrás que esperar 1.6 horas en la de 6.5kW y 2.6 horas en la de 13kW. Si bien la batería más pequeña tiene una menor autonomía, el manejo de la moto es más divertido, pues pesa casi 25 kilos menos que la grande.


No importa qué modelo elijas, la potencia pasa al piso mediante una banda dentada de una sola velocidad para un manejo de “acelera y olvídate”, el cual utiliza además un sistema de recuperación de la energía cinética que se genera al frenar para recargar las baterías. Los precios en Estados Unidos para la Zero DS van de los 11 mil a los casi 17 mil dólares para una de 13kW con batería extra. Acá en México seguro estarán un poco más “cariñosas”, pero si quieren saber el precio exacto contacten a nuestros amigos de Zero Motorcycles México.

 

 

Comentarios

comentarios