12 Sep Mercedes-AMG Project ONE: un F1 para la calle

Una de las grandes ventajas de que existan las carreras de coches es que las tecnologías que se desarrollan para las competencias gradualmente llegan a los coches de calle. Sí, sabemos que a veces esto toma mucho tiempo, pero esto no será así con el nuevo Mercedes-AMG Project ONE, el cual promete llevar a las calles la tecnología con la que Mercedes-AMG ha dominado la Formula 1 en años recientes.

Mercedes dice que el Project ONE tiene una velocidad máxima de más de 350 km/h y que puede acelerar a 200 km/h en menos de 6.0 segundos. Si esto es cierto, sería más rápido que el Bugatti Veyron, el cual tarda 7.2 segundos en lograrlo, el Porsche 918 (6.7) o cualquier otro superauto que exista… al tiempo que tienes aire acondicionado, ventanas eléctricas y sistema de infotenimiento. La producción comenzará a mediados de 2019 y harán solamente 275 autos, los cuales se venderán por la friolera de 2.7 millones de dólares. Usualmente, te sugeriríamos comenzar a ahorrar, pero Mercedes asegura que ya todos están vendidos.

De acuerdo a sus creadores, el Mercedes-AMG Project ONE tendrá 1,000 caballos de fuerza (sí, MIL) y será capaz de rebasar los 350 km/h gracias a que lleva un sistema híbrido que combina un V6 de gasolina central-trasero de 1.6 litros turbocargado (el mismo con el que corre Lewis Hamilton) que eroga 520 HP con cuatro motores eléctricos. Uno de estos propulsores está integrado en el turbocargador y tiene 120 HP, otro va directamente en el motor de combustión y eroga 161 HP, mientras que los dos restantes están colocados en las ruedas delanteras y tienen una potencia de 161 HP cada uno. Si las cuentas les dan más de 1,000 HP, es porque estas son las potencias máximas nominales totales, las cuales no trabajan a tope al mismo tiempo.

Como ocurre en la F1, el Mercedes-AMG Project ONE también utiliza un sistema de frenado regenerativo, el cual puede recuperar alrededor de un 80% de la energía que se libera durante la deceleración. Para ponerle aún más candela, cada motor se gestiona por separado, lo cual permite vectorizar el torque, mejorando el desempeño al tomar una curva como alma que lleva el diablo. Las celdas de combustible, su arreglo y el sistema de enfriamiento son el mismo que usa el auto de F1 Mercedes-AMG Petronas, pero para hacerlo más práctico en el día a día (aunque no vemos a nadie usándolo para ir a la oficina) lleva más celdas de baterías, las cuales están ubicadas debajo de la parte delantera del piso. Con ellas, el Mercedes-AMG Project ONE tiene un rango de 24 kilómetros en modo puramente eléctrico.

En lo que se refiere a cómo poner la potencia al piso, este superauto lleva una transmisión secuencial de ocho velocidades fabricada por Xtrac, una empresa que provee de cajas a los autos de F1, con la cual puedes hacer los cambios usando unas manetas tras el volante o utilizarla en modo totalmente automático. La suspensión del Mercedes-AMG Project ONE es otro componente que utiliza elementos de diseño del Formula 1 y para detenerse lleva frenos carbonocerámicos dentro de unos rines de aluminio forjado de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20” en el trasero, los cuales van envueltos en llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 285/35ZR-19 y 335/30ZR-20, respectivamente.

Pura fibra
Como no podía ser de otra manera, la carrocería del Mercedes-AMG Project ONE se hizo utilizando técnicas de construcción de F1. El diseño es altamente funcional y aerodinámico, con un frente muy agresivo con enormes tomas de aire, musculosas salpicaderas sobre cada llanta y una esbelta cintura. Hecha totalmente de fibra de carbono, forma una estructura monocasco ligera y rígida. Al más puro estilo de los autos de carrera, tanto el motor como la transmisión sirven de elementos estructurales, los cuales soportan la suspensión trasera.

En cuanto a la aerodinámica, este auto corta el aire como pocos. Enfrente lleva un alerón y tiene salidas de aire arriba de las ruedas, las cuales se abren o cierran según sea necesario. Atrás, hay un enorme aleta que le da estabilidad, un difusor que canaliza el viento que pasa por debajo y un alerón extensible de dos fases, el cual incrementa el downforce cuando se requiere. Además hay una toma de aire al estilo de la F1 sobre el techo, la cual alimenta el motor y lleva aire a otros componentes para enfriarlos.

Minimalismo interior
En la cabina del Mercedes-AMG Project ONE predomina un minimalismo muy marcado. Los asientos de baquet están fijos, pero los pedales y volante son ajustables, para que el conductor encuentre la posición adecuada. No hay elementos decorativos que distraigan al piloto y la información se despliega mediante dos pantallas, una de 10 pulgadas que hace las veces de panel de instrumentos y otra en el centro del tablero para el sistema de infotenimiento. La mayoría de los controles para estos sistemas están en el volante -como en un F1-, el cual es rectangular y tiene luces de cambio en la parte superior.

Sí, por ahora este auto es solamente un prototipo, pero no dudamos que la versión de producción cumpla todas y cada una de las promesas de Mercedes-AMG; pues no por nada han ganado los últimos tres campeonatos de la Formula 1.

Comentarios

comentarios