07 Aug Vanguard Moto Guzzi V7 Custom, regalo de 50

Trabajar en equipo puede llevar a increíbles sesiones de lluvias de ideas, pero también a interminables juntas en las que nadie se pone de acuerdo. Afortunadamente, durante el diseño de la Vanguard Moto Guzzi V7 Custom ocurrió lo primero y el resultado es una moto única y espectacular.

La Vanguard Moto Guzzi V7 Custom es un tributo que la marca holandesa de ropa Vanguard -que lleva muchos años trabajando con el fabricante italiano- comisionó para celebrar los 50 años de la V7. Los encargados del diseño fueron los suizos de Gannet Design y los que se aventaron el paquete de construirla fueron los del taller holandés Wrench Kings.

 

“Cuando nos pusimos de acuerdo en el diseño con Gannet Designs y Vanguard Clothing, nos pusimos manos a la obra”, comenta Take de Wrench Kings. “Como siempre, empezamos cortando el subchasis. Lo desmontamos, bajamos y acortamos. Después comenzamos a colocar el nuevo carenado frontal y el colín. En este momento quedó claro que colocar el colín no sería nada sencillo, pues no embonaba”.

El colín era alrededor de 5 cm más corto y más pequeño de lo necesario. “Lo que decidimos fue cortarlo y hacer un molde para poder hacer uno con las dimensiones correctas”. Y si a los entendidos en moda la luz de freno cortada en el colín les resulta algo familiar, eso es porque tiene la forma del logo de Vanguard. “Tuvimos muchas ideas sobre cómo cortar el colín, pero al final nos decidimos por la más auténtica: a mano”.

 

Cuando acabaron con la parte trasera de la Vanguard Moto Guzzi V7 Custom, comenzaron con el carenado frontal. “Primero comenzamos por crear un sistema de montaje para el carenado. Fue muy frustrante ver que el carenado tampoco embonaba. Era muy largo, alto y grueso. Además, tuvimos que modificar el carenado para que pasara la columna de la dirección. Pero después de mucho esfuerzo, logramos que embonara”.

Tras superar lo más demandante de la construcción, la Vanguard Moto Guzzi V7 Custom fue enviada al taller WiMoto para que le colocaran un escape RVS personalizado. “Esto es un trabajo muy difícil y realmente necesitas experiencia para lograrlo. Por eso decidimos que lo hiciera un especialista”, comenta Take. El escape corre bajo el asiento y tiene un aspecto algo tosco que contrasta muy bien con las fluidas formas de la moto.

 

“El tanque es el original pero tuvimos que modificarlo para poder poner el tapón Monza y colocar las placas metálicas con el logo de Vanguard a los costados. Lo siguiente fue pintar el colín, carenado y tanque. A éste último le dieron un acabado muy inusual (que a nosotros nos remite a la mezclilla) lijando la pintura fresca y barnizándola después.

Por último, como algunos habrán notado, la tornillería tiene un tono azul. “Muchos de los tornillos fueron anodizados en azul en el color de los botones de algunos jeans V7 de Vanguard. El patrón del asiento también hace referencia a los jeans. Todos los componentes y pequeños detalles usados en los jeans están referenciados en la moto. Estamos muy orgullosos del resultado”.

Nosotros no podemos estar orgullosos, pero sí podemos admirar el trabajo que hizo este equipo para hacer de la Vanguard Moto Guzzi V7 Custom una moto que nos encantaría estacionar en nuestra casa. Ustedes, ¿qué opinan?

 

Comentarios

comentarios