21 Aug Casco Simpson Street Bandit, rudeza clásica

Si te gustan los cascos cerrados el Simpson Street Bandit tiene uno de los diseños más agresivos en el camino. Con una herencia de competencia que se remonta a los años cincuenta, Simpson comenzó a hacer cascos a finales de los setenta y sus creaciones han estado presentes en pistas de arrancones o de mucho renombre, como la Indy 500.

Lo más llamativo del Simpson Street Bandit es que la parte frontal del casco tiene unos cortes rectos que le dan una aspecto más que llamativo. Por supuesto, como no se trata solo de lucir bien, este casco te ofrece una excelente visibilidad, con dos ventilas ajustables en la frente, tres a cada lado de la mandíbula, y una carcasa ligera para reducir el peso del casco.

 

Pero lo más importante en cualquier casco es el nivel de protección y en este apartado el Simpson Street Bandit brilla con luz propia, pues tiene las certificaciones DOT y Snell M2015, que te garantizan una excelente protección si llegas a examinar de cerca el pavimento.

El  Simpson Street Bandit está disponible en tres colores, blanco, negro y negro mate, muy en la onda clásica (claro que siempre puedes mandarlo pintar si quieres algo más colorido); mientras que las tallas van de XS hasta 2XL. Si quieres uno acércate con nuestros amigos de Custom Rock.

 

 

Comentarios

comentarios