28 Jul Yamaha SCR950 Chequered Scrambler de Brat Style

Aunque no nos sorprende el hecho de que Yamaha tiene muchos más modelos a la venta en Estados Unidos que en México, sí nos da mucha envidia ver cosas como el programa Yard Built, en el que la marca trabaja oficialmente con diferentes preparadores, como esta SCR950 de Jeff Palhegyi Designs. Hoy, les queremos mostrar otro que nos gusta mucho: la Yamaha SCR950 Chequered Scrambler de Brat Style.

Para crear la Yamaha SCR950 Chequered Scrambler la firma de los diapasones recurrió una vez más al mítico constructor japonés Go Takamine, de Brat Style, quien reside en California y tiene un curriculum enorme en el mundo de las motocicletas custom. Para que se den una idea, este constructor japonés ha creado más de 100 SR Brat Style a lo largo de su carrera, incluida su primera colaboración Yard Built, la SR400 B.S.R.

 

El estilo de Brat Style es tan único, que ya se convirtió en un género. Las brat style ya no salen solamente del taller de Takamine, pero no hay nada como el original.

“Me gusta mucho la SCR950” declara Go Takamine. “Es potente, cómoda y muy fácil de conducir. Me ha proporcionado mucha diversión en la calle, pero también en caminos de tierra, sin asfaltar. También me gustan los colores; toma algunos elementos de las antiguas dirt bikes de Yamaha. ¡Crear esta custom ha sido un reto que he disfrutado mucho! Como suelo hacer, he fabricado la mayoría de los componentes clave de la estructura para convertirla en una máquina “Brat Style”: el depósito de combustible, el asiento, los guardabarros, las tapas laterales, los tubos de escape y el manillar. El depósito de combustible fue un desafío especialmente difícil; tuve que tirar un par de ellos ya terminados, antes de que me saliera perfecto”.

 

“La integración de la bomba también fue complicada. He logrado aligerarla algo en comparación con la original, lo que le da una conducción aún más divertida. Después de trabajar en la SCR950, creo que tiene buen potencial para la personalización. Es una estructura tubular simple y despejada con una subestructura trasera atractiva. Eso significa que es fácil desplazar el tubo de escape, el asiento y los guardabarros. Tampoco resultó difícil despejar la zona del manillar. Creo que, sin cambiar muchas piezas, la SCR950 te deja imprimirle tu toque personal”, finaliza Takamine.

El constructor japonés cambió el manubrio de la Yamaha SCR950 Chequered Scrambler por uno más ancho para un mejor control fuera del asfalto y reemplazó el faro con uno más pequeño. El grabado con el anagrama de Brat Style está presente en el tapón del tanque, rindiendo tributo a la plataforma Faster Sons de Yamaha y hace juego con el grabado personalizado en la cubierta del filtro de aire.

 

La suspensión trasera es de Works Performance y aporta un mayor recorrido y distancia al suelo, y el subchasis y la defensa trasera hechos a mano despejan la parte posterior a juego con la parte delantera. Lleva llantas todoterreno, rines de rayos y el toque infaltable de Brat Style, una luz de freno en forma de dragón.

Los tubos de escape hechos a la medida recorren ambos costados de la Yamaha SCR950 Chequered Scrambler, y una protección térmica hecha a mano impide que las piernas se tuesten. El asiento de piel es de Mauricio Aguilar y está confeccionado a mano, mientras que las decoraciones clásicas con motivos Yamaha vintage y banderas a cuadros de Denis Babin en el tanque ponen el toque final a una moto que luce y se comporta excelente sobre o fuera del asfalto.

 

Comentarios

comentarios