05 Jun Bell Bullit, lo mejor de dos mundos

 

Si la onda vintage es la que hace latir tu corazón, el casco Bell Bullit es una excelente opción. Inspirado en el icónico modelo Star, cuyos orígenes que se remontan a los maravillosos años sesenta, combina la estética de aquella época con los avances tecnológicos del siglo XXI.

El Bell Bullit está construido para cumplir con la normas del Departamento de Tránsito de los Estados Unidos (el famoso DOT), algo que logran sin perder un ápice del encanto de los cascos más pequeños del pasado gracias a que la carcasa está hecha de fibras compuestas.

Uno de los toques que más onda le ponen al Bell Bullit es la enorme visera, la cual te dará una excelente vista de todo lo que pasa en el camino -recta o de burbuja, tu eliges-. En el interior hay un revestimiento de piel con zonas micropreforadas para mayor frescura, el cual es desmontable y lavable. También hay unas ventilas con rejilla metálica al frente y atrás, y almohadillas para la mejilla con espacio para bocinas.

Otro guiño a la herencia sesentera del Bell Bullit es el mismo nombre, el cual tomaron de la legendaria película Bullit, protagonizada por el inigualable Steve McQueen. No se a ustedes, pero a mi la combinación de estilo vintage con una visera tamaño caguama me hacen querer salir corriendo a comprar uno. Para más información sobre colores y tallas visiten www.bellhelmets.com/powersports.

 

Comentarios

comentarios