21 Oct Voltium: Eléctrica, divertida y sustentable

Te has preguntado: ¿cuál es la mejor manera de evitar el tráfico de la ciudad y a la vez, hacerlo sin contaminar? La nueva Italika Voltium es una buena respuesta.

La había visto en fotos y mi sorpresa, al tenerla en frente, fue su tamaño; es más pequeña de lo que pensaba, pues su diseño de tendencia deportiva la hace parecer una motocicleta más grande. Al acercarme más, noté la calidad de ensamblado y materiales, y son mejores de lo que esperaba. Sabemos que Italika se caracteriza por vender motos económicas pero la marca está cambiando, ahora quiere llegar también a los consumidores que buscan productos de una gama más alta, y es a ellos a quienes va dirigida la Voltium.

No se trata de la primera motocicleta eléctrica en el mercado mexicano, ni siquiera es la más barata; sino de una muy bien construida que además, y a diferencia de otras, utiliza una batería de litio, que es más ligera y tiene una vida útil más larga, ya que carece del efecto “memoria” que tienen otras baterías de ácido / plomo y esto le permite ser cargada en cualquier momento sin dañarla.

Probablemente su precio, que ronda los 60,000 pesos, hará desistir más de uno, pues hay muchas motos a gasolina más veloces por ese precio pero si lo analizamos bien, esta Italika ofrece tecnología y si bien hay motos más baratas, con ésta no gastarás gasolina además de que los motores eléctricos requieren menos mantenimiento. Otro aspecto interesante es que también hay motos eléctricas más económicas pero la calidad de la Voltium es superior.

 

La experiencia

Empecé mi recorrido al sur de la ciudad de México, en una zona con colinas. Lo primero que pensé fue que al igual que otras motocicletas eléctricas que he probado, la Voltium se asentaría un poco en las subidas; sin embargo estaba equivocado… ya que subió muy bien y aunque las pendientes le exigían más consumo a la batería, ésta se recargaba aprovechando los mecanismos regenerativos de energía durante las bajadas.

Tiene una velocidad máxima de 65 km/h y para mí, que peso cerca de cien kilos, me dio 63 km/h, mismos que mantuvo en todo momento. Y es que en realidad con los límites de velocidad actuales -de 50 o 60 km/h- que prevalecen en las vías primarias, no se necesita más para andar en la ciudad. Lo que en verdad necesitas en una moto de este tipo, más que una velocidad máxima alta, es que tenga un arranque rápido y vaya que la Voltium lo tiene. No era difícil dejar atrás a las motonetas de gasolina en los semáforos y arrancar primero que los autos. Sumado a su tamaño, ligereza y diseño, es una motocicleta muy maniobrable; es una moto ágil en el tráfico.

Es silenciosa, algo a tener en cuenta cuando se conduce; pues si bien la gente que va en un auto con las ventanillas cerradas y escuchando música tampoco se percata de una moto pequeña con motor a gasolina, los peatones y ciclistas sí tienden a notar que viene una moto más por el ruido que por la vista. Entonces, debemos considerar usar el claxon de manera preventiva para evitar posibles sustos.

Tiene una autonomía de 60 km, la cual es más que suficiente para recorridos cortos varios días sin necesidad de cargarla. Decidí probar esta autonomía al límite y cuando la batería comenzó a descargarse, la moto redujo sus prestaciones; la velocidad máxima se reduce y el arranque se vuelve más soso, es decir, se vuelve lenta. En el entendido de que es preferible llegar al destino que quedarse varados, no le vi ningún problema a que se active este modo para ahorrar energía, de hecho lo agradezco, pues es una forma adicional al medidor para saber que realmente te queda poca energía para poder llegar a tu destino.

El cargador de la moto permite recargarla en cuatro horas a un 80%  y en seis a un 100 en cualquier toma doméstica convencional; la batería de litio permite recargar aunque la batería no esté totalmente descargada y esto puede ser bueno para tener la batería al cien y no quedar limitados en autonomía si decidimos cambiar de planes. Los frenos son de muy buen tamaño, quizá de sobra para una moto tan pequeña pero así tienes la garantía de que siempre frenará de manera adecuada.

Usar una Voltium es una de las maneras más accesibles de hacernos de un vehículo eléctrico y aportar con nuestro granito de arena a reducir emisiones y evitar el calentamiento global. Además, si el gobierno decidiera endurecer las medidas ambientales y que las motocicletas entraran a programas como el “hoy no circula”, podemos estar seguros de que a esta Italika no le afectará. Si tienes ya una motocicleta de cilindrada grande, puedes considerar una Voltium para usarla a diario y dejar la otra para pasear el fin de semana en carretera.

En resumen, se trata de una moto que puede parecer cara pero vale cada peso de lo que cuesta. Sus baterías de litio te darán mucho más vida útil, no gastarás gasolina y en caso de alguna posible contingencia ambiental que llegara afectar a las motocicletas, circularía sin problemas. Un buen producto que rompe con el estigma de que Italika sólo fabrica motocicletas baratas y en realidad va dirigido a un segmento con más dinero pero sobre todo, más consiente de la problemática ambiental.

Especificaciones

Potencia máxima  3Kw / 4hp

Toque   160Nm

Frenos de disco en ambas ruedas

Suspensión delantera con horquilla telescópica invertida y trasera con monoshock

Velocidad máxima       65km/h

Capacidad de carga      150kg

 

Texto y fotos: José Luis Ruiz

Comentarios

comentarios